e2bf3b11df0b872112757f1c2fee6e32 L

¿Qué es satsang?

 

Satsang: Sat: Verdad, Ser. Sanga: unirse a.

** El Domingo 24 de Octubre se celebrará el encuentro virtual de Grupos de Satsang de España. En consecuencia, el Satsang del Centro Amma del Domingo 24 de Octubre se traslada a Sábado 23 de Octubre a la misma hora 18pm.

Satsang: unirse a la Verdad, al Ser. Estar en compañía de un Mahatma (Maestro Realizado). También escuchar un debate o charla espiritual. Encuentros para hablar de la Verdad Suprema. 

En el centro Amma de Piera el satsang consiste en una breve meditación, en la recitación de los 108 nombres de Amma, lectura y reflexiones por parte de Ânand de las enseñanzas de Amma, bhajans (cantos devocionales), meditación MA-OM, meditación de las flores con la voz de Amma y Arati.

Iniciamos con una breve meditación que nos sirve para interiorizarnos y estar más presentes en el ahora.


SINTESIS SATSANG 17.10.2021
Enseñanzas de Amma, compartidas por Ânand


Ansia de liberación, relacionada con la paciencia

 

*Pregunta: En el Bhagavad Gita cuando Krishna habla de la Entrega dice que si te Entregas completamente obtendrás la Liberación de una manera rápida. Yo ya me he entregado a Amma, porqué no me das la liberación?

*¿Cuál es tu idea de Dios? Pregunta Amma.

-Respuesta de la persona que pregunta: Dios es el que lo sabe Todo, Dios es el Creador, Dios es el que mantiene y el que destruye.

*Amma dice: ¿Qué es lo que quieres? Tú quieres realizar a Dios. ¿Cuál es el Dios que deseas ver? Si tú ves en todo a Dios, esto es la Realización. Tienes que amar y servir a todos, y así percibirás a Dios dentro de ti.

-Amma yo no puedo ver a Dios en todos los seres vivientes y objetos, responde esta persona, dame esta Entrega Amma por favor.

*Dice Amma: si tú ves cosas pequeñas y grandes, perfecciones e imperfecciones,... dónde está la Entrega?

-Las personas actúan de diferentes maneras, responde este hombre.

*Si Todo es Dios, continúa Amma, no hay grandes y pequeños, Todo es Dios. La semana pasada Amma habló en Trivandrum diciendo que en Todo está Dios. Si esto es así, como puede haber algo arriba y abajo, seres altos y bajos? Si no hay ni pequeño ni grande.

*Esto es por lo que Narayana puso un espejo en el Templo, como si fuera una Deidad, y lo hizo para  que cada uno se viera el reflejo de sí mismo.

*Tienes que verte a ti mismo, como un reflejo, y esto te mostrará tus errores y defectos.

*Cuando te miras en el espejo, puedes ver si tienes suciedad en el rostro, y te lo limpias. Verte el reflejo de ti mismo: yo soy esto, yo soy así, te ayudará.

*Para que una semilla germine se ha de romper la cáscara. Se ha roto la cáscara en ti? Si la cáscara ya se rompió, ya no habrá más individualidad, ya no habrá: yo quiero la liberación o la realización, sólo habrá Aceptación.

*Es como el hielo, el hielo es una forma sólida de agua, y mientras se va derritiendo se convierte de nuevo en agua, se vuelve a fusionar de nuevo con el resto del agua.

*Tú te haces Uno con Aquel, como los diferentes brazos que confluyen al río, y el mismo río que desemboca en el mar. Todo fluye.

*Interviene la persona que hizo la pregunta: el mayor problema es que no tenemos el Conocimiento Tuyo.

*No podemos decir esto sin profundizar, continúa Amma, y luego ver que hay gente diferente. Tú tienes que darte cuenta del tipo de Entrega que tienes. Cada uno de nosotros debería de saber el tipo de Entrega que tiene.

*Había un hombre decepcionado del mundo, de las cosas del mundo, pensaba que el dinero no era necesario para él, que porque tenía que decir esta casa es mía, etc. Todo esto no tiene significado, se dijo, quiero recorrer el camino espiritual.

*Va a un Guru y le dice: quiero Entregarme 100% a Ti.

*El Guru le dice: maravilloso, pero has de prestar un servicio al ashram, dime: ¿qué quieres hacer?

-El hombre le respondió: quiero ser tu consejero.

*¿Con esta Entrega, le puedes dar consejos al Guru?

*Amma trata de desarrollar la Entrega hacia nosotros, porque nosotros no la desarrollamos hacia Ella.

*Le amamos por amar, pero Amma no espera que una rana se convierta en elefante.

*Este es un gran elefante, piensan unos de otros, pero con el tiempo se dan cuenta, que a aquellos que los han valorado así, son menos que una rana, y quedan decepcionados, se frustran.

*Amma ve a una rana y a un elefante, ve a cada uno en el lugar que está.

*Otro día de los que Amma salía a dar satsang y prasad en el Templo Kali, llegó una hora y media después de tocar la campana anunciando que Amma venía. Y habló de lo mismo que está relacionado con la pregunta anterior y las respuestas que da.

*Al llegar Amma dijo que mientras estábamos esperándola pensábamos: ahora vendrá, ahora vendrá, ahora vendrá, y que esto es meditación, ansia y paciencia por alcanzar a Dios.

*Antes de la meditación guiada Amma hizo referencia a alguien que le preguntó: durante cuánto tiempo tenía que esforzarse para alcanzar la Realización.

-Y Amma le respondió: hasta la muerte.

-El devoto le dijo a Amma: me dijiste que la podía alcanzar en cuatro años, y ahora me dices que tengo que esforzarme hasta la muerte.

*Hasta que muera el yo, ahora está muy establecido, le dijo Amma.

*No hay ni nacimiento ni muerte para el alma, pero ahora estamos identificados con nuestra identidad limitada, yo he nacido, yo moriré. Cuando esto desaparezca contactaremos con el YO, y nos daremos cuenta que nunca he nacido, nos daremos cuenta que nunca he muerto.

*Se necesita mucha paciencia.

*A través de la paciencia se alcanza la Autorealización.

*Historia: la de dos aspirantes, dos sannyasis, que estaban meditando debajo del árbol de la meditación, y así llevaban largos años cuando pasó Narada por allí, y sabiendo que iba camino hacia Dios, le dijeron: por favor cuando veas a Dios pregúntale cuanto tiempo nos queda para la Realización. Narada les dijo: no preocuparos, que así lo haré.

*En el paso del tiempo Narada volvió a pasar por allí, y uno de los meditadores fue corriendo a su encuentro y le preguntó a Narada: ¿Qué te ha dicho Dios? ¿Cuándo me podré Realizar? Narada le dijo: mira, la respuesta no sé si te gustará, de acuerdo? Contéstame, contéstame ya, por favor.

-Narada le dijo al sannyasi: Dios ha dicho que cuentes todas las hojas de este árbol de la meditación, y tantas hojas como tiene el árbol son los años que te quedan para la Realización.

-El sannyasi dijo: pero que clase de Dios es este, con la cantidad de años que llevo meditando, y ahora me viene con este cuento de las hojas, pero que se ha creído? Mientras meditaba he perdido el tiempo miserablemente, a partir de ahora me voy a dedicar a otras cuestiones.

-En esto llegaba el segundo meditador y le preguntó a Narada: ¿qué te dijo Dios acerca de mi Realización? Y Narada le preparó lo mismo que al otro: no sé si te gustará la respuesta. Bien dímela, dijo el sannyasi, pues mira continuó Narada: tantas hojas como tiene este árbol bajo el que estás meditando son los años que te quedan para la Realización.

-El sannyasi empezó a saltar de alegría, embriagado de gozo y exclamando que bien, es algo maravilloso, ahora ya sé seguro que alcanzaré la Realización, que la tengo segura, no importa el tiempo que tarde en conseguirla, y mientras hablaba y seguía danzando en beatitud y contentamiento, se le apareció Dios. En este momento alcanzó la Iluminación.

*La paciencia infinita, produce efectos inmediatos.

*Aquí en la tierra tenemos que practicar la paciencia, pues debemos tener en cuenta que hasta en el Cielo hay colas.

*Pero la gente busca los atajos, no practicamos la paciencia, queremos que lo que sea, ocurra ya.

*Historia: había alguien que estaba hablando por teléfono, y de pronto hubo un corte, una intromisión, y preguntó: ¿quién está ahí? Y enseguida oyó una voz que decía Bramha.

-Dios mío es el Señor, y  a continuación se le ocurrió preguntarle:

-¿Señor, un segundo para Ti, cuántos años de aquí de la Tierra son?

-Bramha le contestó: cientos de millones de años.

-El hombre continuó preguntando: ¿Y una rupia tuya Señor cuántas rupias de la Tierra son?.

-Miles de millones de rupias le contestó Bramha.

-Oh! Señor, por favor, por favor, concédeme un deseo, por favor Señor, Tú que tienes tantas, concédeme una de tus rupias, por favor.

-Bramha le contestó: está bien hijo, pero... espera un segundo.

*Esto es lo que nos ocurre a nosotros cuando buscamos los atajos.

*Sólo la paciencia nos llevará a la Meta.

RESUMEN

Lo primero que me venía a la mente al leer este satsang de Amma es, tengo verdaderamente presente la Realización? o estoy más bien implicado en el día a día y  todo lo que va pasando en mi vida entreteniéndome en las cosas que van saliendo y focalizando la energía en ello sin darme cuenta de si es importante o no, me refiero a que si lo que estoy haciendo tiene relación con este que es el único objetivo de la vida, o le doy toda la importancia a lo que está relacionado con mi cuerpo y mis emociones.

Y la verdad es que la mente me lleva a tener poco presente la Realización, y me impulsa más a centrarme en las distracciones que aparecen en el día a día.

Esta reflexión es un buen ejercicio a hacer en todos los momentos que lo recordemos, lo que nos dice Amma de situarnos delante del espejo y vernos como un reflejo. Dónde estamos? Quién somos?

Tendríamos que ser capaces de mirarnos al espejo, al espejo de nuestra conciencia por lo menos una vez al día, por la noche al retirarte es un buen momento de hacer un repaso a lo que ha ocurrido durante el día, y con que actitud, con que conciencia lo hemos vivido.

Esta puede ser una manera de que te des cuenta de los errores que has tenido, y profundizando un poco más, observar cuales son los defectos que hay en tu naturaleza que te invitan a cometer estos errores.

Si recurrimos a lo que Amma nos transmite, esto sería ver el reflejo de nosotros mismos, observarlo como si fuera otra persona, pero teniendo presente que soy yo, y claro intentar que la suciedad que vemos en este reflejo al ponernos delante del espejo, limpiarla como cuando nos lavamos la cara al levantarnos por la mañana, para así espabilar y no empezar el día medio dormidos.

Eso sería lo que Amma nos dice en este satsang convertirnos en una semilla con disposición a que nos siembren, a que nos siembren en la tierra de la Entrega.

Esta semilla estará dispuesta a que en el proceso de siembra se rompa su cáscara.

¿Cuál es esta cáscara?

Esta cáscara es la cáscara del ego.

Sólo limpiándonos la cara bien limpia, podremos hacer retroceder al ego lo suficiente para que la cáscara de la semilla se vaya rompiendo y germine.

Una vez hayamos conseguido que germine, nos daremos cuenta como poco a poco va creciendo una plantita, una plantita que se va convirtiendo paulatinamente en más grande, y no para de crecer.

¿Y cómo nos damos cuenta de este proceso?

Pues nos damos cuenta del proceso porque los sacrificios y el esfuerzo que hacemos y que son con los que conseguimos que se rompa la cáscara que nos lleva a la germinación se traducen en una Entrega a Dios que se va intensificando mientras la plantita va creciendo.

Mientras la Entrega a Dios se hace más y más profunda, observamos como van perdiendo importancia muchas de las cosas a las que se la dábamos indebidamente y va entrando en ti, vas notando en tu interior lo que verdaderamente importa en la vida. Este es el síntoma de que la plantita va creciendo.

Y la Realización, que no es otra cosa que convertir a esta plantita en una gran planta primero y en un frondoso árbol a continuación, un árbol grandioso que da y ofrece sus frutos a los demás, se consigue a través de la Entrega. Entrega a lo Divino. Entrega a lo Divino que hay dentro de ti.

La Entrega es lo que nos lleva a la Realización.

Y deberíamos darnos cuenta de que tipo de Entrega tenemos, deberíamos darnos cuenta de hasta donde llega nuestra Entrega a la Divinidad. Esto es lo que pide Amma en este satsang: debes conocer el tipo de Entrega que tienes.

Pues así sabremos cual es el ansia de liberación que reside en nosotros. Así sabremos todo el interés que tenemos de liberar a nuestra alma. La Entrega es la plataforma donde se levanta una manera de vivir que te lleva a concentrar cada vez más intensamente la mente en Dios, cada vez tienes más  presente a Amma en el quehacer del día.

La Entrega te lleva a la Aceptación de lo que Dios te manda para que lo vivas, y al Agradecimiento de que sea lo que sea lo que te llega, tanto si te gusta, como si no te gusta, lo agradezcas.

Estos son los fertilizantes que hacen crecer a la que era una plantita, y que ya se está convirtiendo en un árbol. Un árbol que pronto dará sus frutos.

A veces pensamos que ya estamos Entregados a Amma, que ya estamos Entregados a lo Divino, pero debemos revisarlo, debemos revisar como estamos de Entregados, pues este es el interés de la persona que pregunta. Ya estoy Entregado a Ti Amma, porque no me das la Liberación, pues es lo que Krishna dice en el Bhagavad Gita: Si te Entregas completamente, obtendrás la liberación de una manera rápida.

Y esto es lo que probablemente quisiéramos todos.

En cierta ocasión una mujer renunciante le preguntó a Amma en el room dharsan:

Amma, yo hago todo lo que Tu me dices, hago toda la sádhana, hago todo, todo, ¿cuándo me voy a Realizar?

Amma le dijo: Seguro que haces toda la sádhana?

Sí, sí Amma, hago todo lo que Tú me dices.

¿Estás segura de que esto es así? Insistió Amma.

Sí Amma, por favor créeme, dime cuando voy a alcanzar la Liberación.

Entonces le dijo Amma: Pues bien, ya estás haciendo lo que a ti te corresponde, este es tu trabajo, la Liberación es Mi trabajo, déjamelo para Mi.

Nosotros tenemos nuestras percepciones, y vemos la cosas a nuestra manera, lo que significa que a veces como dice Amma en este satsang vemos a una rana como un elefante, hasta que nos damos cuenta de que lo que hay delante nuestro es una rana, y no un elefante.

La ventaja que tenemos es que Amma ve a una rana como una rana y a un elefante como tal. Y Ella es nuestro punto de referencia, y a quien debemos Entregarnos, y la que nos indica el nivel de Entrega en el que cada uno estamos.

La Liberación va a depender finalmente del tipo de Entrega a Dios que tengamos. Entonces...

¿De qué depende la Entrega?

¿Cómo conseguimos más Entrega?

Lo que nos va a ayudar a que nuestra Entrega a Dios crezca y crezca es la Paciencia, nos lo dice Amma.

No hay atajos, cada uno tiene la naturaleza que tiene, la ha de reconocer, reconocer cual es mi verdadera naturaleza, lo que creo que soy, esa máscara con la que estamos identificados y desde la que leemos la vida, pero debo de tener la Paciencia de practicar y practicar los mensajes de Amma, para que con esta Paciencia pueda ir  reconociendo por una parte a esta máscara y todas las trampas que lleva escondidas y por otra todo el caudal interior que tengo y que a través de la Entrega Dios me podrá ir mostrando.

Dios me pondrá en contacto con lo que existe detrás de esta máscara.

Un caudal a través del cual nos damos cuenta que todo en el Universo está en armonía, y que hasta la prisa por Iluminarnos no tiene ningún sentido de que exista.

Existirá igualmente el ansia de seguir adelante para alcanzar la Realización, pero no querremos que esto ocurra ya, que esto ocurra de inmediato, como muestra la persona que pregunta. Estoy entregado a Ti Amma, y dame la Iluminación ya.

La concentración es muy importante. A más concentración en cada cosa que hacemos más abierta tenemos la puerta para que aquello que vamos a hacer lo realice Dios y nosotros seamos Su instrumento.

A más concentración en nuestra vida, más viva está la presencia de Dios, de Amma en nosotros, y a través de la concentración estamos centrados en lo que estamos haciendo, y no nos preocupa nada más.

La semilla de la Entrega que necesitamos para andar hacia Dios, germina practicando la concentración.

Y lo que más nos ayuda a practicar la concentración es la Paciencia.

La Paciencia hace que no nos importe que aquello esté hecho más pronto o más tarde, la paciencia nos concentra, y las cosas ocurren como han de ocurrir y cuando han de ocurrir.

Sin Paciencia no conseguiremos concentrarnos en lo que ocurre en nuestra vida en el día a día, y sin concentración nos será muy difícil conseguir una Entrega verdadera.

La Entrega es la que nos lleva a los brazos de Dios, a los sagrados brazos de Amma.

Y cuando estamos Entregados no nos importa cuando va a ocurrir la Iluminación, y ni siquiera si va a ocurrir.

La Confianza en la Madre Divina es plena.

Nuestra vida está en Sus manos.

¿Puede estar en mejor lugar?

Como dice swamiji: a mí no me importa la Realización a mi lo que me importa es servir a mi amada Amma, no me importa nada más, aquí o donde esté, y si Ella me dice regresamos a la Tierra que hay que ayudar a toda esta gente. Pues eso es lo que haré, con todo convencimiento y amor.

Esta es la muestra de la entrega suprema.

Muchas gracias.

OM NAMAH SHIVAYA

 

 

Dharma

Depresión

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web. We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information